sábado, 15 de septiembre de 2012

Ser misioneras

Señor, nos pides ir a los otros, salir de nuestras comodidades,
afrontar los riesgos de la intemperie, para vivir en estado de misión.

Que vaya Señor con tu mandato,
para anunciar el Reino y su presencia,
para ser signos de Evangelio y hermanos de todos.

Que vaya con  Tu enseñanza, abriendo camino
para el paso del sembrador, adelante tuyo,
eco y mensaje del que va a venir
"porque ya está-con-nosotros."

Que vaya con Tu ejemplo, de dos en dos,
camino compartido, vivencia comunitaria,
testimonio fraterno, aprendiendo juntos.

Que vaya Señor,  aunque seamos pocos,
porque el Reino es levadura,
y somos llamados a ser fermento en la masa...
aporte sencillo y humilde,
tierra que fertilice y renueve.

Que vaya atento y preparado, se que habrá conflicto y dificultad,
presencia de la cruz, que es garantía de seguimiento fiel.
«Si quieres seguirme...»

Que vaya en sencillez real,
empobrecido por el Reino
para vivir sin aferrarme y aprender a confiar,
  Vos estás Señor, me proveerás,
cuidarás y protegerás....
"sólo Dios basta."

Que vaya Señor, mirando al corazón
y descubriéndonos que podemos,
si nos animamos y nos unimos,
si nos des-instalamos de nuestra seguridades
para vivir, como Tú, en estado de misión.


Adaptación texto de Marcelo Murúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario