miércoles, 19 de septiembre de 2012

En Roma está la Casa General


Las Agustinas Misioneras, por nuestra vocación religiosa participamos  de la misión que Jesús recibió del Padre: revelar a todos los hombres su condición de hijos de Dios y hacer presente el Reino por la fraternidad universal, el amor, la justicia y la paz, (cf. C. 51) buscando estar abiertas para dar una respuesta a los desafíos del mundo de hoy.

Siguiendo las huellas de nuestras fundadoras, cruzamos las fronteras y compartimos  nuestra vida y nuestra fe en los cuatro continentes, formando comunidades, agustinianas y misioneras, con hermanas de diversos países, lenguas y nacionalidades, para ser testigos de Jesús en las diferentes culturas.

Realizamos nuestra acción misionera mediante la educación y la promoción, con especial atención a la infancia, a la juventud y a la mujer, frecuentemente objeto de marginación en nuestra sociedad.

Colaboramos con el hombre y la mujer en su proceso de plena realización para ayudarle a crecer en:

la conciencia de su dignidad
la apertura a los valores trascendentes
el compromiso con el Reino en la creación de una sociedad más justa y más humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario