viernes, 12 de octubre de 2012

Habla con Jesús, no estás sola


Cuando estamos muy desanimados, tristes, débiles, angustiados,,, y vemos todo gris, todo oscuro, ya no hay alegría en nuestra vida. Y queremos darnos por vencidos,,, te invito a hablarle al Señor... en cualquier momento del día...  oremos... y podemos decirle algo así:

Ven Espíritu Santo. Ven a mi vida, ven a mi ser. Es lo único que me puede dar energía para seguir. Tu fuerza, tu vitalidad, tu fortaleza…. Nadie ni nada es como Tu, nadie ni nada me anima y me alienta a seguir como Tu, nadie me entiende y me conoce como Tu.

Cuando estoy muy desanimada clamo por Ti, desde el fondo de mi corazón sale un grito desesperado de ayuda que pide por Ti, aunque este en el fondo de un tunel de oscuridad, donde todo es gris y la luz de la alegría no se ve…. Tu pones en mi alma la esperanza de un día mejor, Tu pones en mi mente palabras de ánimo, me dices que estas orgulloso de mi, que Tu quisiste que existiera, y que mi vida es muy valiosa para Ti.

Cuando siento que estoy sola, te llamo y experimento tu presencia y tu amor. Y eso me tranquiliza y me anima. Se que es un proceso largo el mejorarse, se que los cambios llevan un tiempo, todo eso lo se. Pero tambien se que Tu no me abandonas. Y aunque ahora mi vista este nublada para “ver” las cosas lindas de la vida, se que tu seras esos “lentes” de luz que me permitiran ver de nuevo el cielo azul, las estrellas en el firmamento profundo, y sentir el aroma de las flores en un campo de verdes praderas, Esa es tu promesa, y yo te creo. Y todas esas cosas me las prometes para esta vida, me dices que me vas a ayudar.

Pero Señor, por favor, apresúrate, tengo ansias de ver todo con luz, tengo ansias de ser alegre de nuevo, de ser optimista, y libre y feliz disfrutar del regalo de la vida que me diste. Ayúdame Señor, porque me cuesta, porque no tengo fuerza, porque me siento débil. Y aveces siento como que camino con una gran roca atada en mis espaldas, me cuesta… Por favor, toma esa roca en Tus manos santas y toma mi mano, ayúdame a seguir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario