sábado, 15 de diciembre de 2012

Desde el corazón

Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.
(San Agustín)


No hay comentarios:

Publicar un comentario